Pierde grasa, mientras descansas. HIIT

Keeping-Fit

 

El fitness como una dimensión más de la sociedad actual  está expuesto a los movimientos de la misma, a las modas y a la irrupción permanente de nuevas tendencias.

El ejemplo más claro es la constante aparición de nuevas metodologías de entrenamiento, y siendo más concretos nos vamos a centrar en el HIIT como una de las disciplinas de reciente aparición que más se ha afianzado en  la parrilla de actividades de la mayoría de los centros.  Las siglas HIIT vienen de  «High Intensity Interval Training» o  lo que es lo mismo entrenamiento interválico de alta intensidad.

¿De dónde viene el éxito de esta actividad de alta intensidad?

En primer lugar, por su corta duración. En un mundo como el actual, donde encontrar un hueco para acudir al gimnasio resulta a veces complicado, el entrenamiento HIIT ha supuesto la solución para muchas personas. Un ejemplo son los Tabata, en los que se trabajan 20 segundos y se descansan 10 por ejercicio, que conforma un total de 8 series, es decir, 4 minutos en total, en los que se trabaja durante un corto espacio de tiempo en alta intensidad (80-90 % de la capacidad máxima del deportista) con otro de menor esfuerzo y duración (50-60 %) considerado recuperación activa e incompleta.

En segundo lugar, la intensidad utilizada en este tipo de programas tiene unos importantes efectos fisiológicos en los participantes, existiendo actualmente evidencia científica  que muestra como programas HIIT con una duración superior a 8 semanas procuran beneficios como el aumento del gasto metabólico, mejoras a nivel hemodinámico, control de la tensión arterial, mejora de la composición corporal, aumento del consumo de oxígeno, aumento de la sensibilidad a la insulina  así como otras mejoras de carácter osteo-muscular. El  efecto beneficioso más destacado o que más se ha divulgado entre los profesionales es el relacionado con el aumento del EPOC.

EPOC:

Este término se refiere al consumo de oxigeno que se produce una vez acabado el ejercicio y hasta llegar a nuestro consumo de oxígeno basal pre-ejercicio. En otras palabras, cuanto oxígeno se ha absorbido, transportado y utilizado, desde el momento en que el ejercicio ha acabado hasta que se vuelve a tener niveles basales de consumo de oxigeno. Un EPOC elevado esta directamente relacionado con un aumento en el consumo calórico procedente de las grasas post-entreno. Esta activación del metabolismo puede oscilar desde los 15 minutos a las 48 horas.

Por último, los estudios demuestran que, con los métodos de trabajo de alta intensidad, se requiere menos tiempo para alcanzar los mismos beneficios, en términos de quema de calorías y grasa, que los métodos extensivos.

En conclusión, sabemos que el entrenamiento de alta intensidad es un método para ponerse en forma de manera rápida, pero ¿es recomendable su práctica para todo tipo de personas? ¿Qué debemos tener en cuenta antes de practicarlo? El entrenamiento HIIT presenta algunas consideraciones a tener en cuenta antes de comenzar una actividad de estas características:

  • Para su práctica, se requiere una gran tolerancia a la fatiga y voluntad de esfuerzo intenso.
  • Dado su carácter funcional, es necesario experiencia previa, para evitar lesiones.
  • La gran demanda energética que provoca este método, desaconseja su práctica para personas que se encuentren realizando una dieta hipocalórica.
  • No es recomendable para personas con enfermedades cardiovasculares.
  • Se necesita supervisión y diseño por parte de un profesional cualificado.

Consejo final

Desde el área técnica de Santagadea Sport, recomendamos a todos nuestros socios la importancia de conocer su estado físico antes de iniciarse en un programa de actividad física, siendo imprescindible realizarse un electrocardiograma durante un ejercicio de alta intensidad si va a participar en programas de alta intensidad. Las recomendaciones médicas anuales y durante la vida deportiva pueden evitar problemas sobrevenidos que pongan en riesgo nuestra salud. Antes de vincularse a un programa os pedimos que solicitéis una entrevista con un profesional del centro para descartar factores de riesgo y conocer aquellas patologías incompatibles con ciertas metodologías de entrenamiento. Por último, recomendamos a todos los participantes en nuestros programas monitorizar sus sesiones de entrenamiento de cara a ofrecer la dosis concreta que nuestro organismo demanda.

Iván Fernández

Técnico del área de fitness de Santagadea Sports Fundición